Posteado por: bliques | abril 18, 2010

Harry Flashman

 

Autor: George Macdonald Fraser

Año de publicación: 2005 

Editorial: Edhasa

Género: Novela histórica

ISBN: 978-84-350-3490-6


Resumen

El joven británico Harry Flashman es expulsado de la universidad en la que estudiaba por ser pillado, completamente borracho, por uno de sus profesores. En busca de un empleo que le procure una vida cómoda y sin demasiado esfuerzo, decide enrolarse en el ejército. ¿Qué mejor opción que esa? Trabaja poco, practica equitación y el uniforme luce mucho frente a las damas. Primeramente es llevado a Escocia, donde aprovechándose de la situación, engaña a una muchacha llamada Elspeth y se acuesta con ella, debiendo pagar su falta casándose con ella, ya que es demasiado cobarde como para enfrentarse a sus familiares en duelo. Para huir de esta situación, se traslada a la India y posteriormente a Afganistán, donde no hacen más que continuar las peripecias de este soldado tan lamentable y cobardica. El joven Flashman no quiere ser un héroe de guerra, lo único que desea es salir de una pieza del conflicto, sin importar lo que deba hacer para lograrlo.

El personaje de Harry Flashman

Harry Flashman es el peor tipejo que te pueden echar a la cara: cobarde, ruin, ladrón, mujeriego, mentiroso y únicamente buscador propio beneficio y comodidad. Con este personaje sólo hay algo seguro, que si tiene la oportunidad de clavarte una puñalada trapera para poder salvarse el mismo, lo hará. A pesar de todo esto, parece tener siempre tener la fortuna de su lado, porque por mucho que haya metido la pata y lo negra que se vea la situación, no sólo encuentra siempre la manera de salir bien parado de ella y sino además llegar a ser considerado un héroe. Si alguien es testigo de su cobardía, de alguna manera, siempre acaba muerto o su testimonio no es creíble. Las especialidades del joven Flashy son los idiomas, que aprende con una facilidad increíble; monta a caballo muy bien y es capaz de ligarse a casi cualquier mujer. Todas estas habilidades serán usadas a lo largo de sus aventuras, aunque algunas de ellas sean las causantes de sus problemas, al menos en la que respecta a las mujeres.

Capítulo 1 – Pág. 18

No tengo muy buena memoria para los sermones, pero siguió un buen rato en este plan, tal como correspondía a su condición de viejo hipócrita mojigato. Pues yo creo que era tan hipócrita como casi todos los representantes de su generación. O eso, o era más tonto de lo que parecía, pues su compasión hacia mí era totalmente inútil. Pero él no se dio cuenta en ningún momento.

Sea como fuere, el caso es que me soltó una piadosa arenga sobre la forma en que me podría salvar a través del arrepentimiento… cosa, por cierto, que yo jamás he creído. Me he arrepentido muchas veces en mi vida y con razones más que sobradas, pero jamás he sido tan necio como para suponer que con ello se pudieran arreglar las cosas. Sin embargo, he aprendido a seguir la corriente cuando hace falta y por eso dejé que rezara por mí y, cuando terminó, salí de su estudio mucho más contento de lo que estaba cuando había entrado en él. Me había salvado de los azotes, que era lo principal; el hecho de abandonar Rugby me importaba un pimiento. Nunca me había gustado demasiado aquel lugar y ni siquiera pensaba en la presunta ignominia de la expulsión.

Este texto pertenece a una de las primeras páginas del libro. Después de que Flashman es pillado completamente borracho y tras salir del hospital, el director de la universidad de Rugby lo llama a su despacho y tras darse cuenta de que el joven no siente ni siquiera una pizca de remordimiento y/o arrepentimiento, comienza a echarle el sermón. Aquí hace referencia a los pensamientos de Flashman sobre esta situación y se muestra ya la personalidad del protagonista. Lo he señalado porque fue uno de los primeros textos del libro con los que me reí por los comentarios y la forma de esta experiencia.

Opinión personal

Esta es una de las novelas que más me ha gustado. Llena de humor y aventuras, me mantuvo pegada a sus páginas de principio a fin. Debido a que el mismo autor luchó en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial y usa para esta obra sus propias memorias y experiencias, la historia está relatado con mucha fidelidad y bien escrita, siendo fácil introducirte en la historia y ponerte en la piel de Harry Flashman. Además el mismo personaje es muy atrayente, porque no es el típico héroe de corazón puro y dispuesto a sacrificarse por los demás. Las acciones de este soldado británico siempre logran hacerte fruncir el entrecejo y preguntarte cómo puede existir un tipo tan ruin y despreciable, pero a pesar de este hecho, el joven cobarde siempre logra arrancarte una sonrisa con sus comentarios y situaciones, no pudiendo evitar cogerle un cierto cariño a este villano mentiroso y canalla.

 Silvia Herce (Bachillerato)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: