Posteado por: bliques | noviembre 17, 2011

Los pilares de la tierra

 

En el año 1135 la vida en Inglaterra está a punto de cambiar. La muerte del rey origina una cruenta lucha sucesoria en la que se suceden numerosas injusticias.

Entre tanto, Tom Builder, maestro constructor, junto con sus dos hijos, Alfred y Marta, vive su propio calvario, ya que, después de perder a su mujer y abandonar a su hijo recién nacido, se encuentra sin trabajo y sin dinero. De camino, se encuentra con la proscrita Ellen y su extraño pero inteligente hijo Jack, sin saber lo que ese encuentro cambiaría la vida de todos. Sin saber como, acaban llegando a Kingsbridge, una pequeña ciudad que se encuentra en un estado lamentable, pero cuyo priorato acaba de caer en manos de un inteligente y bondadoso prior, llamado Philip, cuyo objetivo es sacar de la decadencia a aquella ciudad. Tras la llegada de Tom y su familia a Kingsbridge, un inexplicable y misterioso incendio destruye la ya pobre iglesia del priorato, gracias a lo cual Tom consigue el trabajo de sus sueños: construir una catedral por la gloria del Señor, tan maravillosa y grande que parezca tocar el cielo.

Al mismo tiempo, y no lejos de allí, Aliena cae en desgracia, pues su padre, conde de Shiring, es encarcelado por traición al recién coronado rey Stephen. Aliena ayudará a su hermano Richard a recuperar el condado que una vez perteneció a su padre y del cual tuvieron que huir para sobrevivir.

Pero los objetivos de todos ellos se verán encontrados con los intereses del malvado, retorcido y corrupto obispo Waleran, la avaricia e ira de William Hamleigh y el ansia de poder de su astuta madre, Regan; quienes harán todo lo posible por impedir la construcción de la catedral, así como la prosperidad en Kingsbridge. Pero, además, Jack comenzará a preguntarse quien fue de verdad su padre, muerto hacía ya mucho tiempo, y él mismo habrá de enfrentarse a aquellos que quieren guardar el secreto de su muerte.

Todas estas intrigas y conflictos suceden alrededor y dentro de la pequeña ciudad de Kingsbridge, una pequeña aldea donde hay espacio para el amor, la intriga, la corrupción y avaricia de los más poderosos, la devoción a Dios y la sencillez de otros, pero sobre todo para  la catedral que Tom tratará  de construir.

En mi opinión, “Los Pilares de la Tierra” es una gran novela. Puede asustar a primera vista, porque tiene más de 1000 páginas, pero no se hacen para nada pesadas. En mi caso, he disfrutado desde la primera palabra a la última, y nunca me he aburrido. Supongo que es porque a los personajes no les paraban de suceder cosas hasta el final. Cuando todo parecía que les iba bien, algo malo les sucedía que tenían que volver a pelear para conseguir lo que querían. Esto le da agilidad a la obra. Incluso los fragmentos dedicados a la arquitectura de la catedral eran interesantes, pues estaban contados con gran pasión. Además en esta novela conviven la pasión del amor con la tristeza amarga de la guerra. En definitiva, creo que en líneas generales es una gran obra, que mezclando amor, arquitectura, superación, corrupción y guerra; crea una novela digna del disfrute de cualquiera que ame la lectura y quiera pasar un buen rato.

Margot Gómez (Bachillerato)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: