Posteado por: bliques | noviembre 9, 2012

El haiku de las palabras perdidas: reseña y crítica

Autor:   Andrés Pascual

Editorial: Plaza & Janés editores (2011)

 

Argumento

La novela nos sitúa en el Japón de la segunda guerra mundial, concretamente en Nagasaki, lugar de lanzamiento de la bomba atómica. Kazuo (Víctor Van der Veer) es un muchacho de origen occidental que tras la muerte de sus padres es adoptado por un doctor japonés. El muchacho entabla relación con una joven de la localidad llamada Junko. Ambos suelen quedar en una colina cercana donde Junko le descubre el maravilloso mundo de los haikus. Junko promete llevarle cuatro haikus a Kazuo, uno cada día. El cuarto día Junko no aparece, es el 9 de agosto de 1945. Kazuo divisa un avión y acto seguido un paracaídas. Todo da un vuelco cuando ese supuesto paracaídas impacta contra al suelo y estalla. Todo se convierte en destrucción. A partir de entonces la vida de Kazuo se convierte en una fascinante búsqueda de su amor perdido a través de la cual Andrés Pascual nos introduce en la enigmática cultura nipona. Recorrerá Japón desde Nagasaki hasta Karuizawa enfrentándose a múltiples peligros y el sorprendente desenlace quedará reservado para aquellos que terminen la obra.

La segunda trama de la novela nos sitúa en el 2011. Emilian Zäch, un arquitecto suizo afincado en Tokio y defensor de la energía nuclear, sufre un cambio radical en su vida. El proyecto para el cual había invertido todo lo que tenía es rechazado por culpa de su mejor amigo, el cual le traiciona. Vive una etapa de frustración interna en la cual conoce a una joven llamada Mei. Esta mujer tiene un objetivo, encontrar al amor que su abuela perdió en el estallido de la bomba de Nagasaki antes de que esta muera por culpa de un cáncer. La respuesta parece estar tras una misteriosa organización llamada Concentric Circles que se dedica a destinar fondos para las víctimas de desastres nucleares y cuyo fundador es un secreto benefactor anónimo.

 

Opinión personal

En general me ha parecido una obra bastante original. Andrés Pascual utiliza los haikus como vehículo motor en la novela, elemento típico de la cultura nipona y prácticamente desconocido para las sociedades occidentales. Son poemas de diecisiete sílabas que hablan de la naturaleza, la vida cotidiana, la realidad… Aun siendo un componente básico en el relato, no veremos muchos haikus, sino que el autor muestra unos cuantos para que al lector le queden ganas de investigar por su cuenta y ahondar en ese mundo.

Aparte de los haikus Andrés Pascual introduce otros elementos pertenecientes al folklore japonés como son las “Miko” ,sirvientes de los templos, o los espeluznantes “Sokushinbutsu”, monjes que se momificaban en vida. Kazuo se encuentra con este tipo de personajes a lo largo de su extraordinaria aventura, por lo que podríamos decir que su viaje es en realidad un viaje a través de la cultura japonesa.

Aparte de la originalidad del tema también me ha gustado la historia, pensaba que iba a ser un libro bastante más aburrido pero me he encontrado con varias dosis de acción e intriga que me obligaban a seguir leyendo.  La historia de amor roto por la guerra es un tema del que se ha escrito bastante, aun así Andrés Pascual consigue entremezclar amor, aventura y misterio de una forma muy amena que tiene como resultado una obra espléndida que consigue emocionar con un emotivo final.

Escribir dos historias paralelas y atemporales no es fácil y aunque en general el libro es bastante entretenido la parte del presente no me ha gustado mucho. Me ha gustado en algunas partes, pero en otras deseaba pasar de capítulo y continuar con la historia de Kazuo. Lo que sí me ha gustado ha sido el final. Es bastante sorprenderte aun a pesar de que en los capítulos anteriores ya se va intuyendo como va a acabar.

Para terminar, recomiendo tener ganas a la hora de leer este libro. Aunque se lee fácil, pues no abundan las descripciones y los acontecimientos se suceden con fluidez, no es corto y el hecho de que una historia sea más floja que la otra, a mi parecer, puede resultar incómodo. De todas formas consigue entretener y lo que es más importante, transmitir, pues veremos cómo se ponen en juego valores como el amor, el esfuerzo y la fe.

 Francisco Mir Biribay (1º Bach.)

Anuncios

Responses

  1. […] El haiku de las palabras perdidas: reseña y crítica (por Fran Mir Biribay) […]

  2. […] El haiku de las palabras perdidas: reseña y crítica (por Fran Mir Biribay) […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: