Posteado por: bliques | octubre 30, 2013

¿Hay alguien ahí?

¿Hay Alguien Ahí?

Título original: Is Anybody There?
Género: Tragicomedia.
Año: 2008.
Nacionalidad: Reino Unido.
Director: John Crowley.
Reparto: Michael Caine, Bill Milner, David Morrissey, Anne-Marie Duff, Rosemary Harris, Thelma Barlow.

Sinopsis: Inglaterra. Años 80. La historia gira alrededor de Edward,  un arisco niño obsesionado por saber qué ocurre tras la muerte. Ese hecho es algo normal para él, ya que vive en una modesta residencia de ancianos, regentada por sus padres. Un día, aparece Clarence, un anciano y viudo ilusionista, que enseguida llamará la atención de Edward.

Personajes: 
 -Viejos clichés: Como su nombre indican, estos personajes son ancianos, que cumples los tópicos de anciano. No pueden faltar el veterano de guerra y la anciana borde y amargada.
Pueden hacernos esbozar alguna que otra sonrisa, pero no dejan de ser personajes de relleno, porque si casi toda la película se desarrolla en una residencia de ancianos, pues debe haber ancianos.

 -Mamá y papá (también clichés): Con ellos tampoco se añade nada nuevo. Consumidos por su trabajo, ya no le prestan atención a sus hijo, ni a su relación. Una posible separación entre ellos se huele cada vez que aparecen en la pantalla. La verdad, tampoco aportan nada demasiado relevante a la trama.

Edward: Niño solitario, sin amigos y falto de atención por parte de sus padres.
¿Estamos ante otro cliché? Pues no.
Ahí se acaban los tópicos. Edward es un aficionado a la parapsicología y está obsesionado con descubrir qué es lo que nos pasa tras la muerte. La muerte para él no es nada nuevo, ya que vive en un modesto geriátrico, rodeado de personas con los días contados.

Clarence: Viejo ilusionista. Viudo. Se apaga poco a poco y se ha cansado de la vida, pese a ello es un personaje crítico y cínico a más no poder. Es obligado a ir a la residencia de ancianos donde conocerá a Edward.
Este personaje es la causa de todas las risas y lágrimas que puede provocar esta película.

Opinión: Pese a que la trama y la mayoría de los personajes auguren un resultado simple visto mil veces antes en la historia del cine, no es así.
Pese a su previsibilidad, la historia sigue siendo emotiva y entrañable.
No hay moralina ni tampoco tiene un mensaje tan optimista que resulta empalagoso, de hecho, la película es bastante derrotista.
Michael Caine está verdaderamente magnífico en este film, y demuestra que aún puede protagonizar muchas historias.
En conclusión, pese a que apenas aporte nada nuevo al género, la película es muy recomendable. Una historia de finales, que nos recuerda que nada es para siempre.

Nota: 7/10.

“Si ya no protagonizo superproducciones, es por culpa de Nolan.”

Jaime Muga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: