Posteado por: bliques | noviembre 12, 2016

Nuestros relatos breves de terror

 

Resultado de imagen de muñecas terrorificos

La lectura de los relatos de Patricia Esteban Erlés ha inspirado a unos cuantos compañeros de 2º de ESO. ¡Leed los resultados! (Las imágenes están tomadas de internet y solo sirven para acompañar a los relatos. No tienen ninguna relación directa con ellos).

 

LA LUZ DE BOBY

Le quité las pilas a Boby como me decía mi hermano todas las noches. Tras su trágica muerte electrocutado sigo haciéndolo. La noche de su muerte yo me fui a dormir a las doce. Un minuto después, Boby se encendió.                                                   (Cristina Arbués 2ºA)

Imagen relacionada

OJO POR OJO

Cada noche sacrificaba a una de mis muñecas. Las ahorcaba, les cortaba el peloa capas, les rompía los tobillos. Pero, antes de acabar con todas, ellas planearon mi muerte. Una muerte lenta y dolorosa. Ahora soy un fantasma que ronda por el mundo cuidando muñecas.         (María Capellán 2ºB)

Imagen relacionada

SOLDADITOS

Una tarde apagada de invierno me disponía a jugar con los soldaditos que me regaló mi abuelo. Después de unos minutos noté cómo una voz proveniente de mi campo de batalla me decía: “¿No te gustaría ser como nosotros?”. Asustado, fui a contarle a mi padre lo sucedido. ¡No me creyó, me castigó por mentiroso! Fui a mi cuarto para acostarme. Al rato de estar en la cama noté unos pinchazos en las piernas y brazos. Pensé que podían ser las agujetas del fútbol. Pero a la mañana siguiente no podía levantarme nimover ninguna articulación. Me había convertido en un soldadito.

(Fernando Sánchez 2ºA)

LA REVOLUCIÓN DE LAS PEQUEÑAS COSAS

Seguramente el que no sepa de qué va esta historia pensará que me refiero a las arañas, hormigas o incluso pulgas. Pero no. Me refiero a esas pequeñas criaturas que tienes en tu cuarto. En efecto; me refiero a los juguetes: muñecos, muñecas, coches, aviones, peluches… Los tratabas como auténticos tesoros. Los limpiabas, los reparabas… Sin embargo, en ocasiones, los dejabas tirados u observabas cómo caían desde una gran altura para comprobar los daños, como si de un experimento se tratara; los pintarrajeabas… Y todo eso quedaba grabado en sus memorias de juguetes resentidos. Y, entonces, tras aliarse entre ellos, tú te conviertes en su juguete…                                      (Hugo Calvo 2ºA)

 

SKOLIMOSKY,  MI OSITO DE PELUCHE

Tengo que reconocer que de niño me divertía de una manera bastante sádica.

Por aquel entonces jugaba con mi osito Skolimosky, el cual descuartizaba a las muñecas de  mis hermanas: una verdadera máquina de matar, encerrada en un cuerpo de aparente inocencia.

Pero conforme fui creciendo me empecé a olvidar de Skolimosky, que al final acabó en una  caja de cartón, hasta el día en que cumplí 10 años. Esa noche escuché unos pasos  acompañados de unos gritos desgarradores. A la mañana siguiente mi familia estaba muerta y a mí me trasladaron a un reformatorio.

Nunca más me separé de Skolimosky.      (Bruno Aguado 2ºA)

Resultado de imagen de peluches terroríficos

 

 

 

MIS AMIGAS, LAS MUÑECAS

Yo no tengo muñecas bonitas y vestidos de rosa en mi habitación. Mis muñecas son más bien feas y están vestidas de negro. Ellas me hablan, me dicen que me vista como ellas, que no me peine y que mire a la gente con desprecio y asco. También me dicen que mis únicas  amigas son ellas, que a las que me dicen que son mis amigas les arranque la cabeza. Que haga lo mismo con las niñas que me miren mal o quieran pegarme, y con los profesores o  padres que me riñan.

Siempre las escucho… y les hago caso.      (Nerea Calle Santolaya 2ºA)

Resultado de imagen de muñecas terrorificos

 

 

EL IMPERIO DE LA LOCA

Todo el mundo me llama loca.

Loca por oír voces.

Ellas son mis únicas amigas; tres Nancys con la cabeza en la mano, el pelo despeinado y  cojas.

Formamos el club de las imperfectas. Y cada noche nos divertimos maltratando  a chicas con  físicos perfectos… hasta que se vuelven como nosotras.

Y poco a poco conseguiremos formar un imperio.  (Julia Capellán 2ºA)

Resultado de imagen de muñecas terrorificos

 

 

 

INTRUSO

Mi esposa me despertó ayer por la noche, y me dijo que había un intruso en la casa.

Ella fue asesinada hace dos años, por un intruso.       (Adrián García 2ºB)

Resultado de imagen de peluches terroríficos

 

 

MIS MUÑECAS

Todos los días lo mismo, por la noche, oigo pasos, ellas se acercan hacia mí y me dicen que  les traiga sus cabezas.

Yo siempre obedezco.                                  (Paula Díez Vicente 2ºA)

Resultado de imagen de muñecas terrorificos

 

 

LAS DOS HERMANAS

Los juguetes se movían. Venían hacia mí.

Hazlo, hazlo, hazlo…me susurraban en la oreja. Y lo hice. Apuñalé a mi hermana.

  (Beatriz Azcona Casero, 2ºA)

 

Resultado de imagen de peluches terroríficos

 

 

 

MI ADORADO PAYASITO

Yo y mi payaso, mi payaso y yo. Qué grandes compañeros fuimos, pero ya me aburrí de él.  Así que fui a la tienda y compré otro muñeco distinto, al que mi viejo amigo no recibió bien.  El lindo y adorable rostro del payaso cambió y mi nuevo juguete desapareció. Chillidos, gritos, risas malignas por la noche.

A la mañana siguiente fue la cabeza del nuevo compañero la que apareció, aún con el  semblante pálido, a un lado de mi almohada. Y entonces comprendí por qué había   soñado con mi asesino y mi adorado payasito, que me susurraba que no volviera a  ocurrir, que jamás lo volviera a sustituir… porque quizás me arrepienta, quizás yo sea la   siguiente.                                        (Noelia Cañas 2ºA)

Resultado de imagen de muñecas terrorificos

 

 

 

MIS VECINOS

Nunca me gustaron aquellos vecinos. Creo que eran más bien un poco raros. Nadie en el  barrio los quería. No eran un buen ejemplo para nada ni para nadie. Sacaban a los perros y nunca recogían los desperdicios,  sus hijos jugaban al balón cuando la gente pretendía  echarse la siesta. Los cubos de basura se llenabas hasta los topes de desperdicios malolientes que dejaban pudriéndose al sol en los días de verano. También habían desaparecido muchas  cosas en el barrio. La gente se quejaba de que les faltaban cartas del buzón, que les pinchaban las ruedas de los coches e incluso algunas casas eran robadas.

Pero nadie hacía nada. Todos les tenían miedo. Se decía que era gente peligrosa, que trapicheaban con armas y con drogas. E incluso comentaban que, en el barrio anterior donde vivían,  había desaparecido gente de forma misteriosa. Pero yo no les tenía miedo.

En primavera celebré mi Comunión y yo fui la que me encargué de los muñecos que decorarían la tarta. Cuando aquel camarero me acercó la tarta, sonreí. ¡Cómo se parecían  aquellos muñequitos vestidos de comunión a mis queridos vecinos!                            (Íñigo Ibáñez 2ºA)

Resultado de imagen de muñecas terrorificos en una tarta

 

 

 

PAYASO DIABÓLICO

Estoy tumbada en mi cama, siento que alguien me mira. Levanto la cabeza y es el payaso de la estantería el que mira fijamente… y se lanza sobre mí.            (Elena González 2ºB)

 

Resultado de imagen de gifts terror payasos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: