Posteado por: bliques | diciembre 11, 2016

Poemas y canciones para los exiliados

Resultado de imagen de amnistía internacional fotografía exiliados

Resultado de imagen de amnistía internacional desplazados

Imagen relacionada

La magnífica exposición que nuestros compañeros de Amnistía Internacional nos han presentado estos días en el vestíbulo del instituto nos deja unos cuantos textos muy hermosos. Damos las gracias a Tomás Novo, Inmaculada Corral y Emilia García por su colaboración. También, y muy especialmente, a Marta Macías (alumna de 2º de Bachillerato). Aquí tenéis las canciones y los poemas que han seleccionado o creado para nosotros.

 

Vienen y van.

¿Adónde huyen?

Corren. Duermen.

¿De dónde vienen?

No huyen, ¿pues cómo?

No frenan, ¿pues dónde?

Solo corren, van.

¿Adónde?, preguntarás.

No pueden estar,

no pueden avanzar.

¿Qué debemos hacer, pues?

Tan solo darles un hogar.

Marta Macías

 

——————————-

CANCIÓN “DISCULPE EL SEÑOR” (JOAN MANUEL SERRAT)

Disculpe el señor 
si le interrumpo, pero en el recibidor 
hay un par de pobres que 
preguntan insistentemente por usted. 

No piden limosnas, no… 
Ni venden alfombras de lana, 
tampoco elefantes de ébano. 
Son pobres que no tienen nada de nada. 

No entendí muy bien 
sin nada que vender o nada que perder, 
pero por lo que parece 
tiene usted alguna cosa que les pertenece. 

¿Quiere que les diga que el señor salió…? 
¿Que vuelvan mañana, en horas de visita…? 
¿O mejor les digo como el señor dice: 
«Santa Rita, Rita, Rita, 
lo que se da, no se quita…»? 

Disculpe el señor, 
se nos llenó de pobres el recibidor 
y no paran de llegar, 
desde la retaguardia, por tierra y por mar. 

Y como el señor dice que salió 
y tratándose de una urgencia, 
me han pedido que les indique yo 
por dónde se va a la despensa, 

y que Dios, se lo pagará. 
¿Me da las llaves o los echo? Usted verá 
que mientras estamos hablando 
llegan más y más pobres y siguen llegando. 

¿Quiere usted que llame a un guardia y que revise 
si tienen en regla sus papeles de pobre…? 
¿O mejor les digo como el señor dice: 
«Bien me quieres, bien te quiero, 
no me toques el dinero…»? 

Disculpe el señor 
pero este asunto va de mal en peor. 
Vienen a millones y 
curiosamente, vienen todos hacia aquí. 

Traté de contenerles pero ya ve, 
han dado con su paradero. 
Estos son los pobres de los que le hablé… 
Le dejo con los caballeros 

y entiéndase usted… 
Si no manda otra cosa, me retiraré. 
Si me necesita, llame… 
Que Dios le inspire o que Dios le ampare, 
que esos no se han enterado 
que Carlos Marx está muerto y enterrado.

———————————————————
CLANDESTINO (MANU CHAO)
Solo voy con mi pena
sola va mi condena
correr es mi destino
para burlar la ley
perdido en el corazón
de la grande babylon
me dicen el clandestino
por no llevar papel

pa’ una ciudad del norte
yo me fui a trabajar
mi vida la dejé
entre ceuta y gibraltar
soy una raya en el mar
fantasma en la ciudad
mi vida va prohibida
dice la autoridad

solo voy con mi pena
sola va mi condena
correr es mi destino
por no llevar papel
perdido en el corazón
de la grande babylon
me dicen el clandestino
yo soy el quiebra ley

mano negra clandestina
peruano clandestino
africano clandestino
marijuana ilegal
solo voy con mi pena
sola va mi condena
correr es mi destino
para burlar la ley

perdido en el corazón
de la grande babylon
me dicen el clandestino
por no llevar papel

—-

NO ME LLAMES EXTRANJERO (RAFAEL AMOR)

 

No me llames extranjero porque haya nacido lejos,
o porque tenga otro nombre la tierra de donde vengo.
No me llames extranjero porque fue distinto el seno
o porque acunó mi infancia otro idioma de los cuentos.
No me llames extranjero si en el amor de una madre
tuvimos la misma luz en el canto y en el beso
con que nos sueñan iguales las madres contra su pecho.

No me llames extranjero, ni pienses de dónde vengo,
mejor saber dónde vamos, adónde nos lleva el tiempo.
No me llames extranjero porque tu pan y tu fuego
calmen mi hambre y mi frío, y me cobije tu techo.
No me llames extranjero, tu trigo es como mi trigo,
tu mano como la mía, tu fuego como mi fuego,
y el hambre no avisa nunca, vive cambiando de dueño.

 

Y me llamas extranjero porque me trajo un camino,
porque nací en otro pueblo, porque conozco otros mares,
y un día zarpé de otro puerto,
si siempre quedan iguales en el adiós los pañuelos
y las pupilas borrosas de los que dejamos lejos,
y los amigos que nos nombran y son iguales los rezos
y el amor de la que sueña con el día del regreso.

No, no me llames extranjero, traemos el mismo grito,
el mismo cansancio viejo que viene arrastrando el hombre
desde el fondo de los tiempos, cuando no existían fronteras,
antes que vinieran ellos, los que dividen y matan,
los que roban, los que mienten, los que venden nuestros sueños,
ellos son, ellos son los que inventaron esta palabra: extranjero.

No me llames extranjero, que es una palabra triste,
que es una palabra helada, huele a olvido y a destierro.
No me llames extranjero, mira tu niño y el mío
cómo corren de la mano hasta el final del sendero,
no los llames extranjeros, ellos no saben de idiomas,
de límites, ni banderas, míralos, se van al cielo
por una risa paloma que los reúne en el vuelo.

No me llames extranjero, piensa en tu hermano y el mío,
el cuerpo lleno de balas besando de muerte el suelo,
ellos no eran extranjeros, se conocían de siempre
por la libertad eterna e igual de libres murieron.
No me llames extranjero, mírame bien a los ojos,
mucho más allá del odio, del egoísmo y el miedo,
y verás que soy un hombre, no puedo ser extranjero.

———————————————-

MEDITERRÁNEO, CON LETRA CAMBIADA (JOAN MANUEL SERRAT y Tomás Novo)

Quizás porque mi niñez

Tiene que ver con la guerra

Y escondido de las balas

Salgo huyendo del horror

Llevo lo puesto y me voy

Dejando mi casa en ruinas

Y amontonado en tu arena

Dejo amor, juegos Y penas

Yo, que en la piel tengo el sabor

Amargo del llanto eterno

Me pregunto adónde voy

Huyo de Siria o Eritrea

De Honduras o Afganistán

Huyendo de los horrores

A fuerza de desventuras,

camino hacia la locura

A tus atardeceres rojos

Se acostumbraron mis ojos

con el miedo en el camino

si la barca zozobraba

se enterraban en el agua

tanto vidas como amigos

qué le voy a hacer, si yo

quedé en el Mediterráneo

quedé en el Mediterráneo

Y te acercas, y te vas

después de llegar a Europa

donde crecen las fronteras

los muros y concertinas

para decirnos que no

que volvamos a Turquía

o que vivamos en campos

lejos de una vida digna

Ay, si un día para tu mal

Tienes que dejar tu tierra

Empujado por la guerra

La miseria o la maldad

Para intentar escapar

Comprando una ruta ciega

A unas mafias sin bandera

Que dinero sólo esperan

A veces viajamos solos

mujeres, adolescentes

Vulnerables, dependientes

A los gobiernos les digo

que cumplan lo prometido.

No miren para otro lado

Cerca del mar. Porque yo

quedé en el Mediterráneo

Quedé en el Mediterraaaneoooo

——————————————–

 
	
	

BLOWIN’ IN THE WIND (BON DYLAN)

How many times must a man look up

Before he can see the sky?

Yes, ‘n’ how many ears must one man have

Before he can hear people cry?

Yes, ‘n’ how many deaths will it take till he knows

That too many people have died?

The answer, my friend, is blowin’ in the wind,

The answer is blowin’ in the wind.

¿Cuántas veces un hombre debe de alzar la vista
Antes de que pueda ver el cielo?
¿Cuántos oídos debe tener un hombre
antes de que pueda escuchar a la gente llorar?
¿Cuántas muertes tendrán que pasar hasta que él sepa
que mucha gente ha muerto?
La respuesta, mi amigo, está soplando en el viento,
La respuesta está soplando en el viento

 

————————————————-

 
	
	

FAREWELL (RIHANNA)

Si he de partir

Dejando en unos la impresión de estar loco.

Si he de partir

Dejando en otros la impresión de estar cuerdo.

Y esperar como un eterno adolescente

La justificación a este acto de mi vida

Dejando atrás ingentes memorias y recuerdos.

Y mientras tanto, Dios se ausenta y quedo sumido

En el lacerante horror del desamparo.

Qué más da, si mi destino no es otro que partir.

————————————————

HERMOSA EUROPA (VIOLETA BONCHEVA)

Hermosa Europa,

bella y sufrida,

rodeada de meandros

y mares queridos,

rodeada de soles, cubierta de nieves,

cruzada de montañas,

que alcanzan los cielos,

Europa madre, Europa casa,

centro del mundo

tan amada,

¿podrás ser madre

a la gente sin amparo,

los que huyen

de la muerte despiadada?

Por su huella

florece amapola–

toda sangre

de la tristeza símbolo,

cementerio de tumbas sin nombre

y sin fechas,

donde gentes sin derechos

nada esperan, salvo la pena

en lunas

de lágrimas crecientes,

donde los niños cantan bajo la tierra

y las madres nacen

moribundas, muertas…

Tú conoces las guerras,

y el hambre,

tu historia toda

en derramada sangre

todavía plena en la tristeza,

querida Europa,

tú tienes nobleza,

tú tienes un corazόn

amplio y caritativo.

Demuestra tu amor

una vez más

y en vivo,

abraza a todos

que te necesitan:

sé su futuro,

sé su destino…

———————————————–

LOS REFUGIADOS (JOSÉ EDUARDO DEGRAZIA)

Columna de refugiados deambula

sin saber quién domina el destino

a lo largo de una tierra devastada.

Vienen de distantes tierras destruidas,

vienen de ilusiones que atrás quedaron,

vienen del calor de tierras más antiguas

para encontrar aquí el frío, límites,

la frontera cada cual lleva en el pecho;

pisan el barro, no ven el defecto.

Los viejos dioses los abandonaron

en las ciudades antiguas bombardeadas,

sobreviven al cuchillo y a la metralla.

Quedando en los campos de refugiados,

hombres, mujeres, niños, los destinos

son toda la humanidad abandonada.

Así va siendo la historia de ellos,

un pueblo que abandona tierra y patria

para encontrar en lo lejano un espejismo

atraviesan el mar en barcos podridos,

y desovan los cuerpos en esta playa

donde los antiguos navíos atracaron.

Un tiempo bárbaro lanza a los caminos

a este pueblo entero sin esperanza,

aquí se pierde toda la semejanza

con el poema de Dante y de Virgilio,

aquel era un infierno para los muertos,

y este ahora es el infierno para los vivos.

Un niño es encontrado muerto

en la arena indiferente de Turquía,

la humanidad en ella se anula.

Un niño muerto sin teoría,

abandonada por los dioses sirios,

el niño muerto, y nada más es serio.

Humanidad que prefiere el dolor,

¿cómo abandonas así a tus hijos?

¿Quién detendrá de la guerra los demonios?

Una columna de exiliados anda

en busca de un ideal que no encuentra

en el mundo indiferente que se daña.

Anda, pequeño, atraviesa el océano,

tal vez sólo muerto hallarás descanso

en la Europa que llevó rus padres al puerto.

————————————-

MARWAN

¿Has entrado en los ojos de un refugiado?

¿Has visto las puertas del desánimo?

¿Has ido descalzo por los pasillos del dolor

que se abre en sus cabezas?

¿Has visto la larga fila de la desgracia

caminar desde el horror hacia lo incierto?

¿Sabes que mi padre es palestino?

¿Sabes que mi padre es refugiado?

¿Has dejado tu infancia y tu adolescencia

en un lugar para ir a buscarte lejos de quien fuiste?

¿Has visto la piel de Europa cubierta de blindajes,

sus fronteras cayendo sobre el corazón

de los niños de la guerra,

de los padres más rotos del mundo?

¿Ta das cuenta de esas vallas

que frenan el destino de quien

nació con menos suerte que nosotros?

¿Sabes si las hormigas de esperanza

pueden con las ballenas de tristeza de sus hombros?

¿Has visto las maletas llenas de nada

de quien deja atrás su vida para siempre?

¿Has ido a tientas por un mundo ciego

que no recuerda que tú y yo fuimos ellos no hace mucho?

¿Has visto los pies y los omóplatos

de quien oye el ruido de las bombas a su espalda?

¿Y el lujo en las tiendas de campaña?

¿Lo has visto? ¿De verdad?

¿Has visto a los gobiernos sortearse

el porvenir de los más tristes del mundo?

¿Y la realidad reducida a sucias cifras,

la inhumanidad de la burocracia?

¿Y viste a este planeta

permitiendo la carnicería que trajo estos lodos,

el doble rasero que hay en cada guerra?

¿Has visto eso?

¿Todo ese dolor?

¿Y no has visto a tus hijos en los ojos de esos niños?

—————————————————

VIENEN (ALEJANDRO SANZ Y JAVIER LIMÓN)

Vienen viviendo en un sueño,

buscando un poco

de vida.

Vienen huyendo del miedo,

pero nadie les contó

que al otro lado de

los mares,

Solo les aguardaba

el silencio eterno.

Vienen del hambre y del frío

en una barca sin remos.

Vienen cruzando el mar y

su casa queda ya lejos…

—————————————

Retornos de Chopin a través de unas manos ya idas.

Era en el comedor, primero, era en el dulce
comedor de los seis: Agustín y María,
Milagritos, Vicente, Rafael y Josefa.
De allí me viene ahora, invierno aquí, distantes,
casi perdidos ya, desvanecidos míos,
hermanos que no pude llevar a mi estatura;
de allí me viene ahora este acorde de agua,
de allí también, ahora,
esta nocturna rama de arboleda movida,
esta orilla de mar, este amor, esta pena
que hoy, velados en lágrimas, me juntan a vosotros,
a través de unas manos dichosas que se fueron.

Era, luego, en la sala del rincón en penumbra,
lejos del comedor primero de los seis,
y aunque cerca también de vosotros, perdido,
casi infinitamente perdido me sentíais,
muy tarde, ya muy tarde,
cuando empieza a agrandarse la llegada del sueño,
un acorde de agua, una rama nocturna,
una orilla, un amor, una pena a vosotros
dulcemente me unían
a través de unas manos cansadas que se fueron.

Y es ahora, distante,
más infinitamente que entonces, desterrado
del comedor primero, del rincón en penumbra
de la sala, es ahora,
cuando aquí, tembloroso,
traspasado de invierno el corazón, María,
Vicente, Milagritos, Agustín y Josefa,
uno, el seis, Rafael, vuelve a unirse a vosotros,
por la rama, el amor, por el mar y la pena,
a través de unas manos lloradas que se fueron.

RAFAEL ALBERTI Retornos de lo vivo lejano (1946-1956)

 

—————————————

VI

Hoy que llevo mis campos en mis ojos

y me basta mirar para verlos crecer,

siento vuestra llamada, prados de verde edad,

oigo vuestra palabra, árboles de cien años,

y os busco inútilmente a través de la tarde.

Ni el vuelo de los trinos ni el canto de las ramas

han de romper el duro silencio de mi boca.

Si me quedase inmóvil, como esta buena encina,

vendrían vuestros pájaros a anidar en mi frente,

vendrían vuestras aguas a morder mis raíces

y aún seguiría viendo con su blancura intacta

quién sabe si dormida, la España que he perdido.

PEDRO GARFIAS Primavera en Eaton Hastings (1941)

 

————————————

Un viento misionero sacude las persianas
no sé qué jueves trae
no sé qué noche lleva
ni siquiera el dialecto que propone

creo reconocer endechas rotas
trocitos de hurras
y batir de palmas
pero todo se mezcla en un aullido
que también puede ser deleite o salmo

el viento bate franjas de aluminio
llega de no sé dónde a no sé dónde
y en ese rumbo enigma soy apenas
una escala precaria y momentánea

no abro hospitalidad
no ofrezco resistencia
simplemente lo escucho
arrinconado
mientras en el recinto vuelan nombres
papeles y cenizas

después se posarán en su baldosa
en su alegre centímetro
en su lástima
ahora vuelan como barriletes
como murciélagos como hojas

lo curioso lo absurdo es que a pesar
de que aguardo mensajes y pregones
de todas las memorias y de todos
los puntos cardinales

lo raro lo increíble es que a pesar
de mi desamparada expectativa

no sé qué dice el viento del exilio.

MARIO BENEDETTI Viento del exilio (1981)

_______________________________

Un español habla de su tierra

Las playas, parameras

Al rubio sol durmiendo,

Los oteros, las vegas

En paz, a solas, lejos;

Los castillos, ermitas,

Cortijos y conventos,

La vida con la historia,

Tan dulces al recuerdo,

Ellos, los vencedores

Caínes sempiternos,

De todo me arrancaron.

Me dejan el destierro.

Una mano divina

Tu tierra alzó en mi cuerpo

y allí la voz dispuso

Que hablase tu silencio.

Contigo solo estaba,

En ti sola creyendo;

Pensar tu nombre ahora

Envenena mis sueños.

Amargos son los días

De la vida, viviendo

Sólo una larga espera

A fuerza de recuerdos.

Un día, tú ya libre

De la mentira de ellos,

Me buscarás. Entonces

¿Qué ha de decir un muerto?

LUIS CERNUDA Las nubes (1937-1938)

_________________________________

Hoy las nubes me trajeron,

volando, el mapa de España.

¡Qué pequeño sobre el río,

y qué grande sobre el paso

la sombra que proyectaba!.

Se le llenó de caballos

la sombra que proyectaba.

Yo, a caballo, por su sombra

busqué mi pueblo y mi casa.

Entré en el patio que un día

fuera fuente con agua.

Aunque no estaba la fuente,

la fuente siempre sonaba.

Y el agua que no corría

volvió para darme agua.

RAFAEL ALBERTI Baladas y canciones del Paraná (1954)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: