Posteado por: bliques | marzo 3, 2017

Escuadra hacia la muerte (vamos al teatro)

¡Dejad vuestros comentarios!

ESCUADRA HACIA LA MUERTE

 

  • Día 3 de marzo a las 20:30h.
  • Lugar: Teatro Bretón
  • Dirección y escenografía: PACO AZORÍN
    Interpretes: UNAX UGALDE, JULIÁN VILLAGRÁN, IVÁN HERMÉS, AGUS RUIZ, JAN CORNET y CARLOS MARTOS
    Diseño de iluminación: PEDRO YAGÜE
    Diseño de vestuario: JUAN SEBASTIÁN DOMÍNGUEZ
    Diseño de audiovisuales: PEDRO CHAMIZO
    Movimiento escénico: CARLOS MARTOS

    Alfonso Sastre plantea su particular Huis clos (A puerta cerrada), situado en la Tercera Guerra Mundial, un conflicto futuro pero inminente para nuestro autor. Lo cierto es que nadie duda que ese tercer gran conflicto llegará, si no es que ya está entre nosotros en un formato distinto al hasta ahora conocido.

    Duración: 1 hora 30 min sin entreacto aprox.

 

Anuncios

Responses

  1. En esta ocasión, Paco Azorín ha querido llevar al escenario, con un carácter más futurista, la obra de Alfonso Sastre “Escuadra hacia la muerte” una de las más representativas del teatro social de posguerra. En ella, unos soldados en una hipotética Tercera Guerra Mundial esperan con gran incertidumbre su destino: la muerte. Los elementos del escenario recargaban el ambiente con una sensación de agobio y angustia. Estos forman parte de las innovaciones de esta representación en concreto sobre la obra original, que puede que resultaran excesivos y dificultaran la comprensión. En cuanto a los personajes, me ha parecido interesante como cada uno explicaba el motivo de su presencia en la Guerra y sus diferentes aspiraciones futuras contrarias, algunas de vida y otras de muerte. Aunque en general me ha gustado tanto el argumento como la interpretación de los actores, hubiera preferido un final más claro con el que entender mejor las intenciones de Alfonso Sastre.

  2. La obra representada es difícil y un tanto pesada, probablemente porque no estamos acostumbrados a un teatro social tan intenso, con un toque experimental mostrado en los elocuentes versos de Bertolt Brecht.
    Alfonso Sastre busca esa reflexión existencial enmarcando los hechos en una hipotética Tercera Gran Guerra y jugando con la psicología y emociones de unos protagonistas que obligados a cumplir un severo castigo, descubren poco a poco su trágico destino. Paco Azorín nos presenta una escenografía que abruma y asombra a un público que empatiza con la obra desde el minuto uno. No obstante, el final es algo extraño, la ultima escena es ambigua y termina dejándote descolocado.
    En definitiva, no estoy seguro de afirmar que me ha gustado, sí de que me ha llamado la atención, y más importante, me ha hecho meditar (intención final del autor).

  3. Quizá la propia trama y el transcurso de esta adaptación de “Escuadra hacia la muerte”, en algunas escenas, podían hacer que la obra fuese un poco densa. Sin embargo, focalizándonos en la magnífica interpretación de los seis protagonistas, se ha hecho de esta representación de una factible Tercera Guerra Mundial, algo digno de ver y totalmente recomendable. Con una nula experiencia en el ámbito militar, cinco de los personajes deben funcionar bajo las órdenes del Cabo Gobán, al que terminan asesinando.
    Por otra parte, el acompañamiento de la música junto con los juegos de la luz (entre otras cosas) hace que tú mismo sientas las sensaciones y emociones que los protagonistas viven desde el primer momento.

  4. Esta versión de “Escuadra hacia la muerte” es, sin duda, un ejemplo del teatro más contemporáneo que comienza a ocupar los escenarios hoy en día. Quizás ha sido eso lo que me haya hecho dudar en algunas ocasiones de qué es lo que se quiere transmitir con cada uno de los recursos escénicos (El cronómetro proyectado, la música, el propio final..) que sumaban fuerza y originalidad a la obra y no dejaban indiferente.
    A pesar de ello, es una propuesta que me ha gustado mucho desde la propia trama (un grupo de soldados en una hipotética Tercera Guerra Mundial, no tan lejana) pasando por la interpretación, los personajes tan definidos, hasta la propia escenografía: un espacio cerrado, aparentemente subterráneo y al que sólo llegan sombras y luces del exterior, que llega a transmitir la angustia y la opresión que sienten los soldados. Sentimientos que, además, quedan plasmados con mensajes proyectados sobre la propia escena ( “esperanza”, “angustia”… son algunos de ellos) que permiten al espectador reflexionar y centrarse en qué hay en el interior de los personajes y cómo ello les lleva a pensar y cometer unas y otras acciones.
    En definitiva, una propuesta diferente, intensa y que da pie directamente a la reflexión: ¿Hacia donde vamos?, ¿De dónde venimos?… o a recapacitar sobre la repetición de guerras con distintas formas pero mismo contenido, sin que el ser humano parezca haber aprendido nada de su pasado,

  5. La representación mostraba, con gran realismo, las terribles consecuencias que podría acarrear una tercera guerra mundial. No obstante, esto no se reflejaba sobre una sociedad en general, sino que recaía sobre varios personajes, que, forzados a ir al frente ven como sus vidas se derrumban al pasar los días y como se complica la convivencia entre ellos.
    Por lo que a los aspectos técnicos se refiere, se trataba de algo sencillo, algo que se orientaba a transmitir un mensaje filosófico sobre aspectos existenciales como, por ejemplo, la heterogeneidad de la condición humana, la cual responde a sus intereses o a sus ideales. Aun así, me parecieron recurrentes sus proyecciones, las cuales ayudaban a entender la obra.
    Por todo ello, me ha parecido una experiencia positiva y didáctica.

  6. La obra, en general, aunque no consiguiera meterme en ella, me ha gustado, los actores realmente conseguían transmitir esa sensación de opresión que los personajes sentían, acentuado por el espacio en el que la obra se desarrolla (unos pocos metros cuadrados), y cómo les afectaba psicológicamente y en sus relaciones. La opresión y el sentimiento de incertidumbre, el no saber cuándo van a morir, es el verdadero castigo al que se tienen que enfrentar, mucho más cruel que el fusilamiento.
    Respecto a la puesta en escena, principalmente me llamaron la atención dos aspectos: la introducción del elemento musical, (aunque al final de la obra, quizás con esa intención, impidiera entender las palabras del personaje) y que en ocasiones la escena se desarrollase en dos escenarios a la vez, la “habitación” de arriba y la de abajo.

  7. Hemos visto una obra densa y dura. Pero, como decía alguno de vosotros, ¡interesante! Me temo que el final nos resultó confuso (en la obra original el texto es mucho más claro). Por otro lado, no sé lo que opinaréis del montaje: la mezcla de imágenes, películas y música en directo… con/sobre el espacio y el ambiente asfixiante del búnquer en el que se encuentran los protagonistas. ¿Un acierto? ¿Excesivo? ¿Quizás distrae demasiado del texto? Tengo la sensación de que uno de los momentos esenciales de la obra pasa un poco desapercibido: el momento en el que el soldado Javier -el filósofo- explica cómo la muerte del cabo se ha convertido en el verdadero castigo de todos ellos. Este el texto:

    JAVIER.– Goban estaba aquí para castigarnos y se dejó matar.
    PEDRO.– ¿Que se dejó matar? ¿Para qué?
    JAVIER.– Para que la tortura continuara y creciera. Estaba aquí para eso.Estaba aquí para que lo matáramos. Y caímos en la trampa. Por si eso
    fuera poco, la última oportunidad, la ofensiva, nos ha sido negada. Paranosotros estaba decretada, desde no sé dónde, una muerte sucia. Eso es
    todo. Tú dices que tenías esa esperanza…, la de que muriéramos en lalucha… Pobre Pedro… Y todavía, ¿verdad que sí?, todavía tienes… no
    sé qué esperanzas… ¿Cómo has dicho antes? «Que nuestro sacrificio sirva…» Eso es como rezar…

    Finalmente, dos datos más. En el original hay “doce cuadros” (actos). En la versión, los cuadros se representan numerándose hacia atrás: hasta que llegamos al cuadro “0”: la cuenta atrás (¿destino?) se subraya con el reloj que se proyecta en escena… ¡Y los poemas de Bertolt Brecht! Eso no está en el original, claro, pero permite la relación de una obra que cuando se estrenó tenía un tono social y crítico muy fuerte con otro tipo de teatro que -como sabéis- era mucho más experimental (el teatro “épico” de Brecht). En definitiva: ¿culpa?, ¿pecado?, ¿destino?, ¿esperanza?. Termino con dos poemas de Bertolt Brecht. Seguro que os suenan:

    Contra la seducción

    No os dejéis seducir:
    no hay retorno alguno.
    El día está a las puertas,
    hay ya viento nocturno:
    no vendrá otra mañana.
    No os dejéis engañar
    con que la vida es poco.
    Bebedla a grandes tragos
    porque no os bastará
    cuando hayáis de perderla.
    No os dejéis consolar.
    Vuestro tiempo no es mucho.
    El lodo, a los podridos.
    La vida es lo más grande:
    perderla es perder todo.

    A los hombres futuros

    Vosotros, que surgiréis del marasmo en el que nosotros nos hemos hundido, cuando habléis de vuestras debilidades, pensad también en los tiempos sombríos de los que os habéis escapado. Cambiábamos de país como de zapatos a través de las guerras de clases, y nos desesperábamos donde sólo había injusticia y nadie se alzaba contra ella. Y sin embargo, sabíamos que también el odio contra la bajeza desfigura la cara. También la ira contra la injusticia pone ronca la voz. Desgraciadamente, nosotros, que queríamos preparar el camino para la amabilidad, no pudimos ser amables. Pero vosotros, cuando lleguen los tiempos en que el hombre sea amigo del hombre, pensad en nosotros con indulgencia.

  8. La obra se trata de una crítica antibelicista y de carácter atemporal situada en una hipotética tercera guerra mundial donde seis personas esperan en una habitación aislada del exterior a un futuro incierto. Aquí, el perfecto uso de la iluminación, el espacio y la música jugarán un importante papel como acentuadores de la tensión, el miedo, la desesperanza, la incertidumbre…

    Sin duda, es una recomendable creación que hace reflexionar al espectador sobre la importancia del tiempo, la culpa, el poder (representado por el cabo), las relaciones humanas, la existencia…

    • Muy bien. Pero ¿te ha gustado la obra?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: