Posteado por: bliques | marzo 11, 2018

Vamos al teatro: La dama duende, de Calderón de la Barca

 

La Dama Duende, en el Bretón

Vamos al Bretón: en este caso a ver “La dama duende”. El viernes asistimos a un magnífico espectáculo: gran representación, perfecta puesta en escena, perfecto desarrollo de la trama y magníficos actores. Nuevamente la Compañía Nacional de Teatro Clásico ha hecho un estupendo trabajo, que el público premió con un largo aplauso. Os dejamos un  fragmento de la entrevista que Marcelino Izquierdo (La Rioja) hace a Helena Pimenta, la Directora de la CNTC:

Pimenta dirige el montaje de ‘La dama duende’, de Calderón de la Barca, que la CNTC representa hoy y mañana en el teatro Bretón de Logroño Helena Pimenta Directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico

MARCELINO IZQUIERDO VOZMEDIANO LOGROÑO.

Cuando en el año 2011 se hizo cargo de la dirección de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), Helena Pimenta (Salamanca, 1955) llevaba más de tres décadas inmersa en el mundo del teatro durante las que había atesorado un enorme prestigio que, sin duda, sigue creciendo. Hoy y mañana presenta en el teatro Bretón de Logroño ‘La dama duende’, de Calderón de la Barca, que protagonizan Rafa Castejón, Álvaro de Juan, Marta Poveda, David Boceta, Paco Rojas, Joaquín Notario, Nuria Gallardo, Cecilia Solaguren y Rosa Zaragoza.

-La CNTC regresa a los textos de Calderón y a una de sus obras más singulares, ‘La dama duende’.

 

-Nos enfrentamos a un título muy importante después de que se haya representado ya en la Compañía hace tiempo. Entendemos que cada cinco o diez años ha cambiado completamente el ciclo y el público. Es un espectáculo de gran formato, con una escenografía y una producción importantes. Ha salido una función muy asentada, y así es como lo recibe el público, con un Calderón muy fresco, muy irónico, muy divertido y también muy crítico. El autor expresa su crítica a la exageración del sentido del honor en las clases nobles y también expresa cierta simpatía hacia la superstición de las clases populares. Nos encontramos con un Calderón muy ambiguo, muy contradictorio, con un texto que exige un esfuerzo físico de los actores, porque el lenguaje es especialmente ondulante.

LAS FRASES«Ha salido una función muy asentada, con un Calderón muy fresco, irónico, divertido y crítico» «El autor aborda esta tragedia en clave de comedia como fórmula para acercarse a la verdad» «El equipo es consciente de la responsabilidad y de la oportunidad que tiene de estar en un teatro público»

-No es una obra fácil.

-Sin duda. Es una historia que narra la búsqueda de identidad por parte de una mujer que ha quedado viuda y endeudada en medio de una sociedad patriarcal, que en esta ocasión hemos trasladado al siglo XIX, rodeada de la magia del Romanticismo, con la intención de dejar una distancia con el público actual. Si lo hubiéramos adaptado a la época contemporánea, todo resultaría un poco increíble.

-‘La dama duende’ llega al Bretón un día después del 8-M…

-Es impresionante cómo en nuestro Siglo de Oro, a veces tan vapuleado por su temática y por su aparente ideología conservadora, el mundo de las mujeres está tratado con tanto cuidado y respeto. Ver a esta mujer desde la comedia, lo que resulta sorprendente en Calderón, si bien rodeado de todos sus elementos habituales -el sueño, la realidad, ese límite de lo posible y lo imposible que impregna ‘La vida es sueño’-, ver cómo esta dama duende es capaz de inventar un mundo con su imaginación y de crear una magia que, al final, consigue sacarla de la cárcel en la que ha sido encerrada por culpa del sistema, denota un talento y una visión de futuro increíbles.

-Pese a estar encuadrada en el género de comedia de capa y espada, ‘La dama duende’ tiene una enorme vigencia social.

-Calderón, sin ninguna duda, toma partido de una forma muy consciente por defender a una mujer que está viviendo una situación socialmente injusta. La visten de negro y la encierran en casa. O sea, que pierde toda su identidad a causa del luto y toda su independencia y libertad, a causa de las deudas que contrajo su marido. Calderón aborda esta tragedia en clave de comedia como fórmula para acercarse a la verdad. El autor retrata un mundo en el que para mantener unos privilegios se sacrifican el sentimiento y los valores esenciales. Este espectáculo lo hemos hecho todos con muchísima conciencia y, también, con la ilusión de reflexionar sobre nuestro momento actual.

-¿Y cómo ve este momento actual?

-Estoy un poco preocupada. Tengo la impresión de que, aunque siempre vamos hacia adelante y es mucho el porcentaje masculino cada vez más concienciado y comprometido con la igualdad de género, la globalización está generando miedos y recelos que empujan a que muchas sociedades se encierren en sí mismas por miedo a perder sus privilegios. De nuevo, en situación de conflicto, la evolución femenina se ve frenada; cuando hay crisis económica la mujer es la primera víctima del desempleo. Afortunadamente, como cada vez hay más mujeres preparadas que han estudiado, la conciencia cada vez es más alta. Yo, desde luego, pienso seguir inmersa en esta batalla de género. Desde el mundo de la cultura defiendo mi beligerancia contra esa injusticia, es mi obligación.

Para saber más:

La dama duende en  ABC

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: