Fuimos al Teatro Bretón… y nos lo pasamos de maravilla.

Aprovechamos la ocasión para celebrar el Día Mundial del Teatro (27 de marzo), con nuestros compañeros de 2º de ESO y, especialmente, los alumnos bibliotecarios.

Dirección y adaptación: EMILIANO DIONISI
Intérpretes: JULIA GÁRRIZ y EMILIANO DIONISI

Dos catedráticos nos brindan una clase magistral sobre William Shakespeare, o eso intentan. Detalles sobre la vida y obra del escritor inglés son tema de discusión, y cuando de detalles se trata, nadie mejor que ellos ¿Cuántas comas utilizó Shakespeare en sus obras? ¿Cuántos puntos? ¿Cuántas veces se menciona a las orejas? ¿Cuántas veces sus personajes hablan de amor? Estos estudiosos parecen no haber dejado recoveco sin analizar ¿o sí? “Romeo y Julieta” ¿Termina bien o termina mal? Esta simple pregunta impone a nuestros protagonistas su mayor desafío; representar la obra completa, con todos sus personajes en lo que dura una clase. Tomando lo que encuentran a mano a modo de utilería y vestuario, nuestras dos “ratas de biblioteca” interpretarán a once encantadores personajes en un Shakespeare cercano, poético y sobre todo divertido.

Manifiesto del Día Mundial del Teatro: por Isabel Huppert (fragmento):

El Día Mundial del Teatro existe desde hace ahora 55 años. En 55 años soy la octava mujer a la que se le pide pronunciar un mensaje, bueno, no sé si la palabra ‘mensaje’ es la adecuada. Mis predecesores (¡se impone el masculino!) hablaron del teatro de la imaginación, de libertad, del origen, evocaron la multiculturalidad, la belleza, las preguntas sin respuestas… En 2013, hace tan solo 4 años, Darío Fo dijo: ‘la única solución a la crisis, reside en la esperanza de una gran caza de brujas contra nosotros, especialmente contra los jóvenes que quieren aprender el arte del teatro: así surgirá una nueva diáspora de comediantes, que hará surgir de estas limitaciones unos beneficios inimaginables para una nueva representación.’ Beneficios inimaginables es una fórmula digna de aparecer en un programa político, ¿no? Como estoy en París poco antes de unas elecciones presidenciales, sugeriría a aquellos que pretenden gobernarnos, que estén atentos a los beneficios inimaginables aportados por el teatro. Y por supuesto, ¡nada de caza de brujas!

El teatro para mí es el otro, el diálogo, la ausencia de odio. La amistad entre los pueblos. No sé ahora mismo qué significa exactamente, pero creo en la comunidad, en la amistad de los espectadores y los actores, en la unión de todos a los que reúne el teatro, los que lo escriben, los que lo traducen, los que lo explican, los que lo visten, los que lo decoran, los que lo interpretan, incluso, los que van. El teatro nos protege, nos acoge… Creo de veras que nos ama… tanto como le amamos.

Recuerdo a un viejo director de la vieja escuela, que antes de que se levantara el telón, entre bambalinas, decía cada noche con voz firme: ‘¡Paso al teatro!’

Estas serán mis últimas palabras. Gracias.

Posteado por: bliques | marzo 25, 2017

Encuentros literarios: Clara Obligado y Juan Casamayor

24 de marzo de 2017. ¡Y se produjo el encuentro! La mañana resultó magnífica. Dejamos el recuerdo de las fotografías para mostrar nuestro agradecimiento a Clara y a Juan. ¡Hasta la próxima!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Posteado por: bliques | marzo 22, 2017

1984 (George Orwell)

 

Resultado de imagen de orwell 1984

1984 – GEORGE ORWELL
Nos situamos en 1984, año en el que casi no queda rastro de la ordenación política y territorial característica de una antigua sociedad, que en poco más de tres décadas ha pasado a ser irreconocible. El final de la Segunda Guerra Mundial no mermó la sed bélica, y en los años cincuenta el mundo sufrió un lapso revolucionario que modificó la sociedad liberal y capitalista propia de Occidente, desembocando en el triunfo de diferentes corrientes del socialismo totalitario y opresor por todo el planeta.
Winston Smith, protagonista de la obra, es un hombre de unos cuarenta años de edad que trabaja en el Ministerio de la Verdad, uno de los cuatro ministerios en los que estructura la nación el Partido Único encabezado por el Gran Hermano. Vive en Oceanía (a su vez, una de las tres superpotencias en guerra que dominan el mundo), en Londres, situado en la Franja Aérea 1, lugar que solía llamarse Inglaterra.
Su trabajo consiste en la remodelación de la historia, es decir, la destrucción, cambio y reconstrucción de la misma en honor al Gran Hermano (en su pretensión de controlar el pasado, presente y futuro). Winston conserva breves recuerdos de su vida antes de la revolución, y poco a poco se irá posicionando en contra del Partido y los principios del Ingsoc (socialismo inglés). Resignado a vivir en una sociedad totalmente controladora y manipuladora mediante la incesante vigilancia y el control psicológico de sus habitantes, inicia una rebelión interior, manifestada en su diario secreto. A lo largo de la novela conocerá a Julia, joven rebelde de la que se enamora; juntos tienen un romance secreto, intentando burlar la continua vigilancia del Partido (que pretende prohibir cualquier manifestación sentimental diferente del amor incondicional hacia el Gran Hermano). Winston, motivado y eufórico tras el vuelco que da su monótona vida al conocer a Julia, decide intentar ingresar en la Resistencia, organizada en contra del Partido. Esta le concede el “libro de Goldstein” (líder simbólico de la Resistencia) a partir del que Winston obtiene varias deducciones sobre el funcionamiento de la sociedad: la guerra continua es un invento de las superpotencias para mantener el poder; en el caso de existir una mínima esperanza de cambio, radica en los “proles” (clase social inferior que se mantiene al margen del Partido).
La novela termina dando un giro: la represión ejercida por el Gran Hermano supera los límites de la conciencia humana, torturando y jugando con la mente y el espíritu del protagonista. El supuesto superior de Winston al cargo de la Resistencia, realmente pertenece a la policía del pensamiento (encargada de perseguir a los contrarios de los principios del Partido) y procede al arresto de Winston y Julia. Le explica que llevaban años investigándole, que habían sabido aun antes que él mismo que se desviaba del orden establecido, que todo lo sucedido era un simple teatrillo, que no hay esperanza alguna, el Partido es omnipresente y es imposible derrocarlo. A su vez, consiguen torturarlo de forma inimaginable, la propia metodología consiste en ir más allá de la tortura física, logrando introducirse en la mente de Winston; dos y dos nunca volverán a ser cuatro, sino lo que el Partido quiera que sean.

Opinión personal
Me ha parecido una obra dura y difícil de interpretar. Sin embargo, es una novela extraordinaria que ha calado muy dentro de mí. George Orwell realiza reflexiones revolucionarias todavía en nuestros días. Lo que al principio había considerado como una crítica al estalinismo, termina en una crítica (con su intención satírica) a cualquier tipo o modelo totalitario y opresivo.
En muchos aspectos se podría considerar la sociedad actual semejante a la ficción descrita en este libro: espionajes de organizaciones estatales (las recientes filtraciones acerca de la CIA en Estados Unidos); las decisiones y actuaciones manipuladoras, masivas e influyentes, que pretenden dirigir el “rebaño” (el creciente auge de la globalización y el control oligárquico sobre una clase media cada vez menos numerosa); el terrorífico concepto de la guerra continua, ideada para mantener alerta a una población sumisa (la creciente amenaza terrorista en las últimas décadas); u otras situaciones sobrecogedoras como la utilización de los libros de historia para modificarlos a favor de una ideología dominante, el control del pasado y del futuro (la intencionada manipulación periodística).
En cuanto a la estructura, la primera parte es algo monótona: Aunque presenta una situación contextual como poco interesante (la evolución hacia una sociedad contraria a los principios actuales de libertad y búsqueda de la felicidad), termina siendo pesada. La segunda parte “arroja” esperanza sobre el plano inicial: el aparente triunfo del amor de los protagonistas, la esperanza de una existencia organizada de conspiradores del sistema; por lo que te mantiene pegado al libro, ilusionado con un triunfo de los rebeldes al Partido. No obstante, la tercera parte se convierte en una especie de paranoia representada en el proceso de degeneración no del cuerpo sino del espíritu (las torturas y demostraciones de poder), una mirada pesimista con la que es cerrado el libro.
En definitiva, esta lectura me ha gustado y la recomiendo. Pienso que este género literario de ciencia-ficción distópica que explora estructuras sociales y políticas de forma marcadamente negativa, realiza una estupenda labor que nos permite ir mucho más allá de nuestro inicial punto de partida intelectual, proporcionándonos nuevas perspectivas que de forma distinta se darían por sentado.

JAVIER CORDÓN MARTÍNEZ DE QUEL (Bachillerato)

Posteado por: bliques | marzo 22, 2017

El haiku de las palabras perdidas

 

Resultado de imagen de el haiku de las palabras perdidas

El haiku de las palabras perdidas
La novela narra dos historias paralelas que acabaran confluyendo en la misma. En 1945 en un Japón tradicional y floral una niña llamada Junko, tan dulce como los adornos que fabrica su madre, y Kazuo, un niño holandés adoptado por un matrimonio japonés, planean una especial cita en lo alto de una colina donde compartirán el haiku que complete el mensaje que ella tiene para él. Pero minutos antes del encuentro estalla la bomba nuclear en Nagasaki y sus vidas quedan separadas trágicamente. Años más tarde, en 2011, Emilian Zäch, un apasionado defensor de la energía nuclear pero frustrado por su fracaso, conoce a Mei. Esta japonesa, galerista de arte, necesita desesperadamente encontrar al amor de su abuela y conseguirá que el arquitecto suizo, encantado por su frescura, la acompañe en su búsqueda.
Andrés Pascual pone en esta centena de páginas su pasión por la cultura japonesa y un mensaje claro: aceptar las derrotas del pasado para poder continuar con una vida plena.

Personajes
Junko: Es una niña japonesa, de piel pálida y mejillas sonrosadas, de la misma elegancia y delicadeza que una geisha. Proviene de una familia tradicional. Es misteriosa e intuitiva, como reflejan sus juegos de poesía japonesa. En su adolescencia, es tímida y discreta pero apasionada. En su madurez, es optimista, luchadora y con una gran vitalidad y esperanza que le permiten vivir en paz obviando las tragedias del pasado.
Kazuo: “Hombre de Paz” en japonés, aunque su verdadero nombre es Victor. Es un niño holandés, de acentuados rasgos occidentales que vive en Japón porque ha sido adoptado por un matrimonio de Nagasaki. Al igual que Junko, vive su amor por ella de forma apasionada aunque en silencio. Tras explotar la bomba, muestra una actitud valiente y solidaria. Las iniciativas que lleva a cabo y su admirable valentía están motivadas por sus ganas desesperadas de vivir y reencontrarse con Junko. Sin duda, son su esperanza e inocencia lo que le mantiene con vida.
Mei: Su nombre significa “brote” en japonés. Es una galerista de arte moderno en Tokio. Es una mujer inteligente y de gran atractivo. Tiene gran devoción por su país y su cultura. Su mayor ilusión es dar con el amor de su abuela, por lo que pondrá todo su esfuerzo en ello. En ella se fusionan la dulzura y una fuerte personalidad que no le dejará rendirse en su propósito.
Emilian Zäch: Este personaje encarna el espíritu de un hombre que vive por y para su trabajo. Ha dejado su vida personal para dedicarse a un proyecto de energía nuclear con el que finalmente fracasa. Es perfeccionista, comprometido y constante con lo que hace. Aparentemente, no parece que vaya a dejarse llevar ni dar de lado su vida profesional por nadie, pero aparece alguien que le cambia los esquemas. Avanzada la novela deja surgir su lado más romántico.

Opinión personal
El haiku de las palabras perdidas es una entrañable historia que muestra dos realidades: la paz y tranquilidad de Nagasaki, su armonía, su paisaje tradicional que evoca frescura y bienestar; y la imagen de un pueblo masacrado por la Segunda Guerra Mundial con familias deshechas, una infección multiplicándose en círculos concéntricos, los efectos nucleares pudriendo los cuerpos. En este momento de la obra, el lenguaje adquiere gran importancia pues la expresividad y la dureza de los términos utilizados para describir los desastres de la Guerra ayudan al lector a hacerse una idea nítida de la crueldad de aquel  explosivo mortal. No obstante, el juego poético es constante incluso tratando los temas más ásperos. Andrés Pascual pone a su servicio metáforas y símbolos que dotan los primero capítulos de una belleza agridulce. Así pues titula alguno de ellos “Bajo la lluvia negra” o “La máscara de Nagasaki”, refiriéndose a la quemadura que adorna el rostro de Junko. Esta novela es también una mezcla de culturas. En ella se encuentran Oriente y Occidente pero siempre resaltando la tradición japonesa, por lo que se infiere el gran apego del escritor hacia el país del Sol Naciente.
En mi interpretación, el mensaje que quiere transmitir El haiku de las palabras perdidas es la importancia de saber reaccionar ante las adversidades que nos pone la vida; no dejar que la esperanza se apague en nosotros, porque cada uno, individualmente, tiene la posibilidad de cambiar los finales con su actitud.
En definitiva, es un libro que se disfruta tanto por el argumento como por la forma en que está escrito y, sin duda, recomendaría su lectura no solo por ser entretenida sino por aportar otra visión más íntima de la Segunda Guerra Mundial.

Nerea Olarte Pérez (Bachillerato)

Posteado por: bliques | marzo 8, 2017

La familia de Pascual Duarte

Resultado de imagen de la familia de pascual duarte

LA FAMILIA DE PASCUAL DUARTE, de Camilo José Cela
Al comienzo de la obra se presenta una carta del propio Pascual Duarte, quien la escribe desde la cárcel de Badajoz estando condenado a muerte. En ella confiesa, para calmar su conciencia, el asesinato de su compañero de celda y explica haber escrito sus memorias para dar testigo de su convulsa vida, de la cual se arrepiente (solo en parte), resignándose a la muerte.
Pascual Duarte creció en un caluroso pueblo de Badajoz en un ambiente familiar desfavorable y lleno de violencia, lo que en gran medida acuñó su carácter entorno a la ira y el rencor. El protagonista, en un principio, nos presenta a su familia: las peleas de sus padres, la picardía de su hermana Rosario, la corta y truncada vida de su hermano Mario… Ello nos hace entender el posterior modo de actuar de Pascual, que nos va contando sus vivencias, marcadas por la violencia y la impulsividad.
Con esta novela, Cela inaugura el género del tremendismo, caracterizado por el realismo llevado al extremo. Los personajes viven en un ambiente de marginación, incultura y dolor. La historia tiene como objetivo de fondo la crítica social, pues gira en torno a lo grotesco y lo repulsivo, con lo que busca impactar al lector.

PERSONAJES:
• Pascual Duarte: protagonista que narra su propia historia. Su vida está llena de desdichas que solo sabe “resolver” mediante la violencia, lo cual le acarrea más desgracias. Es violento, rencoroso, impulsivo y no sabe controlar sus instintos.
• Esteban Duarte: padre de Pascual, quien le tiene miedo y respeto. Pasó un tiempo en la cárcel por dedicarse al contrabando. Era agresivo y brusco y propinaba tremendas palizas a Pascual y a su madre. Tenía por frecuente el emborracharse. Finalmente, muere tras ser mordido por un perro rabioso.
• Madre de Pascual: también violenta y alcohólica, además de cruel, malhablada y analfabeta. Le devolvía los golpes a su marido, a quien engañó con un amante del que quedó embarazada.
• Rosario: hermana de Pascual. Es astuta y utiliza este ingenio con malicia: hace de alcahueta, roba, etc.; se aficionó a la bebida desde muy pequeña. Era la única capaz de calmar la furia de su padre.

OPINIÓN PERSONSAL:
Por una parte, se trata de una obra de lectura rápida y amena debido al lenguaje popular en que está escrita, evocando el habla rural y recurriendo en numerosas ocasiones al refranero español. Cela hace un uso magistral del lenguaje, el cual, aparentemente sencillo y llano, es tremendamente expresivo. Pero por otro lado, priman las constantes escenas de violencia y la dureza de lo que se narra desde el mismísimo comienzo de la obra.
El retrato que Pascual nos ofrece de su familia enmarca toda la historia: una familia en la que reina la violencia y la incultura; una familia en la que el cariño brilla por su ausencia; una familia en la que se encarna la marginación y la miseria. Pascual es un hombre con un cierto carácter primitivo, heredado de sus padres, que le lleva a comportarse según le dictan sus instintos, cometiendo terribles atrocidades. Se le podría considerar como víctima de sí mismo y también de una sociedad que le ha abandonado desde el principio.
La crudeza de los hechos en contraste con la naturalidad con que Pascual los cuenta, ha provocado en mí una sensación de impacto que me lleva a pensar en aquellas personas que parecen dejadas de lado por la sociedad; creo que este es el efecto que el autor pretende provocar en los lectores. Es una obra muy breve pero intensa que me ha gustado mucho y cuya lectura sin duda recomendaría.

Elena Garrido (Bachillerato)

Posteado por: bliques | marzo 3, 2017

Escuadra hacia la muerte (vamos al teatro)

¡Dejad vuestros comentarios!

ESCUADRA HACIA LA MUERTE

 

  • Día 3 de marzo a las 20:30h.
  • Lugar: Teatro Bretón
  • Dirección y escenografía: PACO AZORÍN
    Interpretes: UNAX UGALDE, JULIÁN VILLAGRÁN, IVÁN HERMÉS, AGUS RUIZ, JAN CORNET y CARLOS MARTOS
    Diseño de iluminación: PEDRO YAGÜE
    Diseño de vestuario: JUAN SEBASTIÁN DOMÍNGUEZ
    Diseño de audiovisuales: PEDRO CHAMIZO
    Movimiento escénico: CARLOS MARTOS

    Alfonso Sastre plantea su particular Huis clos (A puerta cerrada), situado en la Tercera Guerra Mundial, un conflicto futuro pero inminente para nuestro autor. Lo cierto es que nadie duda que ese tercer gran conflicto llegará, si no es que ya está entre nosotros en un formato distinto al hasta ahora conocido.

    Duración: 1 hora 30 min sin entreacto aprox.

 

Posteado por: bliques | febrero 25, 2017

Premios del Concurso Literario 2016-2017

canciones-25

El Jurado formado por alumnos de Literatura Universal de 1º de Bachillerato ha elegido los relatos ganadores del Concurso Literario 2016-2017 “25 Contando canciones 25”. El resultado del concurso se hizo público el pasado jueves 23 de febrero, dentro de los actos de la Fiesta de nuestro Instituto. Además de los premios previstos para cada categoría, una copia de los relatos ganadores se ha incluido en la caja  que ha sido enterrada en la entrada del Centro en conmemoración de los 25 años del IES Duques de Nájera.

A continuación tienes la lista de ganadores, con el comienzo de cada uno de sus relatos. Puedes leer los relatos completos en los enlaces que figuran más abajo.

 

EL OLVIDO DEL HÉROE  (Primer premio, categoría A)

David Medrano Arnedo (2º C)

 Dunhan amaneció otro día más en su oscura y gélida celda. Con los ojos humedecidos no podía dejar de pensar en su familia, que habían luchado con él para que no le encerraran. Pero de eso hacía ya 20 años. Veinte años que él llevaba en esa celda, contando con la escasa comida que le propiciaban los carceleros y la bebida que, en una botella apartada encima de una pequeña mesa, empezaba a adquirir un color amarillento.

 

DESEOS CUMPLIDOS (Segundo premio, categoría A)

 Íñigo Ibáñez Maestro (2º A)

 Voy a contaros una historia, y digo historia, porque no es un cuento. Los cuentos generalmente acaban todos bien. Todos  son felices, todos comen perdices, todos acaban jurándose amor eterno… Pero esta historia no tiene un final feliz. Tampoco es mi historia, ni tampoco quisiera. Es la historia que una vez oí a mi abuela, que según ella le había contado su abuela y a esta la suya.

 

¿QUÉ ES QUERER? (Primer premio, categoría B)

Carolina Martínez Bravo (3º B)

– ¡Suéltame!

Y se fue corriendo, dejándome la mejilla ardiendo.

– ¿Montas una fiesta de la autocompasión y no me avisas? ¿La que acaba de cruzarte la cara era María? -dijo una voz desde la puerta. Supe sin girarme que era Quique.

– Si vienes a echarme una de tus lecciones zen, puedes ahorrártela.

– Es tu culpa por enamorarte de ella. Ya te avisé –como siempre, él lo sabía todo.

– Cállate. La quiero, y me da exactamente igual lo que digas.

– Querer… ¿Y tú qué vas a saber lo que es querer?

 

LIBERTAD  (Segundo premio, categoría B)

Adrián Ruiz Díez (4º A)

Cuatro paredes que me hablan de miserias pasadas, cuatro paredes que me escoltan ahora por el resto de mis días. Encerrado por perseguir un sueño, qué irónico, verse encarcelado por perseguir la ilusoria libertad. Mi condena es de las peores, mis actos fueron de los mejores. Maldita injusticia, en el mundo, en estas celdas, solo veo injusticia por doquier.

 

BAILES DE VIDA Y MUERTE (Primer premio, categoría C)

Marta Macías Amérigo (2º BACH. B)

Y nos dieron las diez. Las manillas del reloj aleteaban con cada campanada, haciéndome sentir como si cada segundo fuese una bandada de pájaros deseosos de arrebatarte los pocos momentos de vida que te quedaban. Y yo, inútil e inservible, observaba cómo ganaban la guerra esos crueles y bellos animales, cómo huían tus últimos suspiros para llevarte demasiado lejos…

-Acércate, deja que al menos esta noche sea como las de antes, deja que te cuente… Hace cincuenta años oh… Dulce juventud…

 

PARAÍSO PERDIDO (Segundo premio, categoría C)

Miriam Alejandro Ascorbe (2º BACH. A)

 Cuentan que cuentan que me contaron que una joven moza de ojos tristes y labios rosas trató un día de escribir una historia, la cual no le salía, por ser demasiado suya, ¡demasiada cosa! Qué dirá quien la lea, qué pensarán de mí. Dentro de veinticinco años, ¿serán las cosas así? Qué más da, que no te importe, ponte a escribir ya, ¡no te cortes! Y en esas estoy, algo desanimada, pues no sé qué tal se me dará esto de dejar constancia de lo que me pasa. Tal y como me dijo un viejo sabio, “si quieres escribir algo, pero no sabes por dónde empezar, solo coge papel y lápiz, que el resto sin pensarlo llegará´´. Bueno, puede que esa “súper cita´´ me la acabe de inventar sobre la marcha, pero no se lo digas a nadie, ¿de acuerdo? Pensaba que con la tontería podría coger confianza y hacer algo decente, sin titubeos, contar de una vez aquello que llevo tanto tiempo guardándome.

 

Lee los relatos completos:      cuentos_premiados_25_aniversario

Los cuentos en Calameo

Resultado de imagen de clara obligado el silencio

Resultado de imagen de clara obligado el libro de los viajes equivocados

“El silencio”, cuyo lirismo recuerda a Irene Nemirovsky, retrata la toma de conciencia de un ferroviario francés mientras evoca los días de la ocupación alemana. Casado con la tonta Madelaine, hija de un fabricante de juguetes que vive en un mundo a cuerda, el guardagujas de la estación ve desfilar trenes cargados de mujeres españolas, arrancadas de sus esposos en el andén. Aunque el pueblito de Angouleme ignora que se dirigen a los campos de la muerte, él presiente la desgracia colectiva: “Para saber de qué se habla al referirse a estos trenes hay que imaginar un miedo dentro de otro miedo dentro de otro miedo, un imprevisto desgarro, el ruido del tren golpeando el cerebro, el ahogo en el vagón…, y en los ojos astillas, rastros de caricias, fuga de objetos, polvo de cosas”. Ese mismo pueblo –y un jubilado ferroviario con un perro que arrastra una pata seca– reaparecerán ante la joven Kristina en “Albania”, casi un guión para una road movie . Pero la actual estación de Angouleme es escenario de una forma más actual de destierro, el éxodo económico.

Lee el artículo completo aquí:

Cómo escribir desde la intemperie

Deja tus comentarios sobre los cuentos…

Posteado por: bliques | enero 29, 2017

Las ratas

Resultado de imagen de las ratas delibes

La historia se sitúa en un pequeño pueblo de Castilla lo suficientemente aislado como para estar notablemente atrasado. Los ciudadanos de este pueblo se dedican a la agricultura, y consiguientemente no solamente sus cosechas, sino que ellos mismos  están tremendamente condicionados por el clima. Un clima seco y agobiante en verano y helado en invierno que destroza sus cosechas destruyendo todo su trabajo, comida, inversiones y beneficios.

En este ambiente pesimista, el autor se centra en Nini, un niño a quien recurre el pueblo para pedir consejo sobre el clima, las cosechas o los animales, pues posee conocimientos  sobre todos estos campos. Esto es fruto de la observación, no de una educación escolar, ya que el joven vive en una cueva con el tío Ratero (su padre y hermano de su madre) comiendo ratas y otros animales que cazan.

En todo el pueblo irá creciendo la tensión a lo largo del año en el que se desarrolla la acción debido a un tiempo que cada vez destroza más el campo y provoca el decrecimiento de varias especies, dejando menos esperanzas de obtener algo de provecho de la cosecha o de la caza. A través de esta novela, Delibes crítica la atrasada sociedad de los pueblos españoles con una economía primitiva basada en la cosecha de latifundios, que trae consigo la explotación de los propietarios y un gran atraso social.

Personajes.

Nini: protagonista de la obra. Es un niño con grandes capacidades que posee unos enormes conocimientos sobre el campo y los animales. Es un personaje con una gran ternura, sensibilidad e inteligencia, que choca con su entorno. Un entorno compuesto por lugares y personas crueles, brutas, sin alma y sin un ápice de intelecto. Nini supone una luz en el pueblo, llegando a ser considerado por algunos como Jesús. Pero estas extraordinarias aptitudes no las puede desarrollar en este lugar opresor, donde son utilizadas por unos pocos agricultores para quitar sus topos, saber cuándo lloverá o ganarse un bocadillo por su parte.

El  tío Ratero: padre de Nini y hermano de su madre. Posee un intelecto muy bajo, no puede decir más de tres palabras sin cansarse. Su vida se basa en su cueva y sus ratas, a las cuales caza para ganarse la vida. Por eso cuando el alcalde le intenta desalojar de la cueva y deja de haber ratas, su pequeño mundo de desmorona y culpa al cazador de ratas del pueblo vecino de todos sus males, a quien acaba matando.  Pero aun siendo un asesino, su grado de estupidez es tal que hasta me llega a parecer menor su tremenda brutalidad en él, pues atiende a la lógica de un niño de cuatro años. En cuanto a su manera de ejercer como padre es igual que con su cueva. Siente al Nini como una propiedad suya, “el niño es mío” repite cada vez que doña Resu le intenta convencer para que vaya a la escuela y se críe en su casa. No piensa en lo mejor para su hijo pero es que directamente no puede pensar, además si se desmoronara lo poco a lo que está acostumbrado, sus ratas, su cueva y Nini, se desmoronará él también.

Malvino: tabernero del pueblo. Se podría decir que representa la moral perversa del tío Ratero, ya que al poder pensar por sí mismo, este es quien le dice que es lo que debería pensar, pero con ello le transmite siempre malicia y resentimiento.

Alcalde Justito: prometió al Gobernador que iba a desalojar las cuevas, por lo que durante toda la obra intenta que el tío Ratero deje la cueva a cambio de un buen trabajo o una casa a un precio muy rentable. Pero, a pesar de que vivir en una casa sería beneficioso para ellos, ya que la cueva se derrumbaba, es presentado como un hombre detestable, ya que es visto desde el punto de vista del tío Ratero.

Cazador furtivo: este personaje no respeta las normas para cazar, cazando crías, en temporadas que está prohibido o con técnicas que no respetan a los animales. Por estas razones, y porque mató al zorro al que con mucho amor había criado Nini, estos dos personajes chocan, son opuestos.

Fa: perra de Nini. Caza ratas con ellos, aunque a lo largo de la obra va perdiendo sus facultades como resultado del duro y peligroso trabajo que lleva a cabo. Es la principal compañía de el Nini, además de serle muy fiel y leal.

Opinión personal. Esta obra resulta desgarradora, pero está contado todo desde la lógica de Nini, por lo que no se muestra el entorno desde una perspectiva dramática. Esto lo hace todavía más trágico, pues vemos como este niño tiene normalizada la desgracia y la brutalidad. Otra característica que también me ha gustado son los amplios conocimientos que parece dominar Delibes sobre el campo, los santos y el clima, que le confiere mucha credibilidad a la historia.

Además, la crítica está presente a lo largo de toda la obra, transmitiendo al espectador lo absurdo de muchos pueblos españoles. Aquí una persona tiene tres cuartas partes de las propiedades del pueblo y de lo que queda solo un la mitad pertenece al resto de ciudadanos. En este sistema económico que no había evolucionado nada, ninguno de los pueblerinos no poseen estudios, ni la certeza de ir a tener comida o dinero para poder sobrevivir el siguiente invierno.

La obra me ha parecido maravillosa y Nini se ha convertido en uno de los personajes más tiernos que haya llegado a leer. Resulta increíble que habiéndose criado en ese ambiente llegue a sentir tanta ternura y respeto hacia los animales (como cuando cría a un zorro o salva a un polluelo del alambre de espino) y las personas más débiles como el Centenario. Desde luego que es una obra que recomendaría, posee un argumento sencillo, es sencillo, está muy bien escrito y la historia es preciosa.

Cristina Alcázar (Bachillerato)

Posteado por: bliques | enero 29, 2017

El amor en los tiempos del cólera

Resultado de imagen de el amor en los tiempos del colera

El día de la muerte del doctor Urbino, Floretino Ariza vuelve a la vida de Fermina Daza, la viuda del doctor, para declararle su amor. Llevaba enamorado de ella desde que eran jóvenes, hacía más de cincuenta años.

Ya entonces Florentino, a través de cartas  le había expresado su desbordante amor, y ella le había correspondido. Pero, al no ser vista con buenos ojos esta relación por el padre de Fermina, serán alejados el suficiente tiempo para que Fermina deje de querer a Florentino, llegando a casarse con Juvenal Urbino. Esto sumerge a Florentino en una tristeza y pesimismo de la cual sólo se librará con la muerte de Urbino.

Personajes

Personajes principales

Florentino Ariza: protagonista de la novela. Se trata de un hombre sin ningún atractivo físico, principalmente en su juventud y que vistió de la misma manera sombría a lo largo de toda su vida. Le encantaba escribir sobre el amor. Pero su principal característica es su adoración hacia Florentina Ariza, en torno a la cual gira todo en su vida, incluso sus principios. Esto hace que haya momentos donde no sabría si se trata de un buen o un mal hombre, pues únicamente siente culpabilidad cuando siente que no le es fiel a su amor por Fermina, como cuando muere la palomera a manos de su marido por haberse acostado con Florentino y lo único que preocupa a este es que Fermina se entere de que se ha acostado con una mujer. Además, se trata de un hombre muy paciente lo cual se ve en su espera a Fermina durante toda su vida o en su lento ascenso en la empresa de su tío León.

Fermina Daza: mujer con una gran belleza,  proveniente de una familia con dinero y casada con Juvenal Urbino. Es muy orgullosa y odia el sentimiento de culpa. Hay dos rasgos de ella que me sorprenden de ella en ciertos momentos de la novela. Uno es su impulsividad al casarse con Juvenal Urbino (ya que apenas lo conocía y sentía hacía él cierto desdén), de donde deduzco que se casó con él por miedo a esa desoladora soledad que la rodeaba. El otro es el modo en el que experimenta su amor hacia Florentino, ya que nunca sé como va a reaccionar con él. Se desenamora de él en unos segundos, al experimentar el choque de la ficción (sus cartas) con la realidad (verlo en persona en el mercado). Pero al morir su marido, gracias a la paciencia y gran escritura de Florentino, ella se vuelve a enamorar de él, pero esta vez de una manera madura, basada en la experiencia. De este modo, Florentino acaba siendo el amor de su vida, ya que hacia Urbino sentía un gran cariño por haber compartido con él su vida, pero no amor.

Juvenal Urbino: marido de Fermina y miembro de una familia muy importante en la ciudad. Se trata de un médico muy prestigioso e introductor de técnicas modernas europeas, gracias a las cuales llega a prácticamente erradicar el cólera en su ciudad de Colombia, lugar donde transcurre la acción. De joven fue muy apuesto y codiciado entre las mujeres. Tenía una mente moderna al lado de sus vecinos gracias a haber estudiado en Francia. Esto se notaba en su manera de tratar a su mujer, de llevar la casa y de ejercer su profesión principalmente a lo largo de su juventud. Aunque esto no impide que le sea infiel a Fermina con otra mujer. Y, tras haber sido  un hombre con un enorme prestigio acaba muriendo de una manera muy vulgar, al caerse de una escalera intentando coger a su pájaro.

Personajes secundarios

Tránsito Ariza: madre de Florentino.  Posee una mercería donde también empeñan las mujeres sus joyas. Es el principal apoyo de Florentino y la persona que constantemente vela por su bienestar. En la vejez pierde la cabeza debido al alzhéimer.

León XII: tío de Florentino por parte de padre. Es quien mantiene a su familia cuando su padre se muere. Posee una empresa naval en la cual comienza a trabajar Florentino, ya que León es la única persona que cree en el potencial de este. Tras veinte años trabajando aquí, la empresa es heredada por Florentino.

Leona Casiani: mejor amiga de Florentino. Le está inmensamente agradecida ya que él le dio un trabajo en la empresa de su tío, donde fue ascendiendo gracias a sus grandes ideas y a su picardía. Este agradecimiento lo mostrará cuidando de él en todo momento, ayudándolo a ascender o cuando sea un anciano enfermo. Tiene una personalidad muy fuerte y es muy segura de sí misma. El amor de su vida fue un hombre negro que la violó en la playa y a quien estuvo buscando toda su vida

Lorenzo Daza: padre de Fermina, aunque apenas tienen relación. Es un hombre muy autoritario, apenas deja salir a Fermina de casa, prohíbe su amor hacia Florentino y echa a Escolástica de la casa. Además posee un temperamento muy fuerte y pocos escrúpulos, se hizo rico de manera ilegal.

Tía Escolástica: hermana de la madre de Fermina. Al comienzo de la correspondencia entre Florentino y su sobrina, sirve de puente para mandar las cartas de uno a otro.

 

Hidelbranda: prima de Fermina. Es una mujer feucha pero muy vivaracha.  Se mantiene a lo largo de toda su vida alegre y con energía, y aunque pasa décadas sin ver a Fermina debido a la distancia, ambas se profesan un cariño inmenso.

Mujeres con las que se acuesta Florentino: aunque Florentino siempre amó sobre todas las cosas del mundo a Fermina, amó paralelamente a otras muchas mujeres y experimentó  encuentros sexuales con cientos de ellas. Todas ellas compartían una autenticidad, todas eran fieles a sí mismas y actuaban de manera libre, sin plantearse en que iban a pensar de ellas, a diferencia de la mayor parte de las mujeres de la ciudad. Son mujeres bondadosas aunque cada una es muy distinta. La primera con la que se acuesta es con Rosalba, una  bella mujer con un hijo al que cuida con gran afán. Violó a Florentino en un camarote de manera fugaz. Después comienza a verse con la viuda de Nazareth, que era una gran persona a la cual libera Florentino de su luto y la opresión que este le causaba. Tras pasar por cientos de mujeres conoció a Olimpia Zuleta, una intelectual y poetisa soltera. Su último amor antes de morir Urbino es América Vicuña, una familiar de catorce años a quien Florentino cuidaba. Esta relación es totalmente turbulenta, ya que además de Florentino manipularla ganando su confianza desde pequeña y de la diferencia de edad de más de sesenta años, América se enamora de Florentino, y al dejarla éste súbitamente, América se sume en una profunda depresión que desencadena en su suicidio.

Opinión personal

Esta novela es un culto al amor, escrito de manera impecable. Enseñándolo indiferente al paso del tiempo, a la edad y al lugar. Pero este sentimiento tan desbordante por parte de Florentino hace que en ciertos momentos me resulte más una mezcla de obsesión con acoso, que amor. Acentuándose en su juventud, Florentino no es  que simplemente no piense en otra cosa, sino que llega a ponerse enfermo de amor, deja su vida de lado totalmente, pasa horas frente a su casa por verla unos segundos y la sigue alguna vez por la calle. Yo entiendo que el amor es un sentimiento intenso, no  creo que esto sea romántico, creo que esto es enfermizo. Aunque, llegado a la adultez, su manera de quererla es más madura, dejando sitio a otros amores y a su vida y debido al final, por esa paz que acaba consiguiendo parece que todo el sufrimiento que experimentó valió la pena.

Cristina Alcázar (Bachillerato)

« Newer Posts - Older Posts »

Categorías